Educación de calidad, educación para todos: 15 aniversario del CENAREC

Fotos: Arriba a la izquierda Bárbara Holst; arriba a la derecha Gerardo Monge y Lorena Clare de Rodríguez; abajo, ex Presidente Miguel Ánguel Rodríguez y su esposa, Lorena Clare, ven las maquetas de lo que sería el CENAREC.

Fotos por Marco Matarrita Dondi

15 Aniversario del CENAREC

Educación de calidad, educación para todos

Por Eduardo Valenzuela Elizondo
Periodista CENAREC
info@cenarec.go.cr

 

Corría el año 1997, cuando La ex Primera Dama, Sra. Lorena Clare de Rodríguez realiza una visita al Centro Nacional de Educación Especial Fernando Centeno Güell. Dado el grado de deterioro de los edificios en esa época se propone reconstruir dicha escuela.

Al enterarse de esto, la Sra. Bárbara Holst, ex Directora del Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial (hoy CONAPDIS) y don Gerardo Monge, entonces director de Educación Especial del Ministerio de Educación Pública presentan una ambiciosa idea al Gobierno. “Existía una tendencia a la baja en la matrícula en las escuelas de Educación Especial y un aumento en la matrícula de estudiantes con discapacidad en las aulas regulares, si esta tendencia se mantenía, estaba bien remodelar la Centeno, pero teníamos que ver qué nuevos servicios se daban para toda esta población” indica la Sra. Holst.

Por su parte, el Sr. Monge asegura que “faltaba dar ese paso para que no hubiera excusa en el sistema educativo, para que ningún niño quedara fuera de la educación regular”. “Queríamos cruzar ese puente, pasar de la Educación Especial a la Educación Inclusiva, dejar un poco de lado los programas segregados, simplemente queríamos que los niños con discapacidad fueran a las mismas escuelas que los demás, en igual de condiciones” agregó.

Nace la idea de crear un centro que fomente la inclusión de los estudiantes con discapacidad, basándose además, en la Declaración de Salamanca (1994), producto de la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad, donde la UNESCO proclamó que:

(…) el principio fundamental que rige a las escuelas es que todos los niños deben aprender juntos, siempre que sea posible, haciendo caso omiso de sus dificultades y diferencias. Las escuelas deben reconocer las diferentes necesidades de sus alumnos y responder a ellas, adaptarse a los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los niños y garantizar una enseñanza de calidad por medio de un programa de estudios apropiado, una buena organización escolar, una utilización atinada de los recursos y una asociación de sus comunidades. (p.11). 

De esta forma, doña Lorena Clare decide tomar el proyecto y busca apoyo en la Fundación Mundo de Oportunidades.

Es así como el 19 de febrero del 2002 se crea el Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva, CENAREC, como un órgano de mínima desconcentración del Ministerio de Educación Pública.

Somos el CENAREC, y estamos listos para los nuevos retos, siempre con la visión de contribuir con el desarrollo de la sociedad, desde el marco de la Educación Inclusiva.

Anuncios

Conociendo sobre el TEA

 

Fotos: Superior izquierda: Karla Castillo conversa con docentes. Superior derecha:Asistentes toman notas. Inferior izquierda: Las funcionarias cuentan su experiencia con estudiantes con TEA. Inferior derecha: Docente con el Manual de autoapoyo.
Por Eduardo Valenzuela Elizondo
Periodista CENAREC
info@cenarec.go.cr

 

Este jueves 16 de febrero, personeras del Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva, CENAREC, visitaron el CTP Mario Quirós Sasso, en Tres Ríos, para compartir experiencias sobre el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Evelyn Calderón y Karla Castillo, ambas Asesoras Nacionales y funcionarias de los Departamentos de Información y Orientación y Asesoría en Ayudas Técnicas respectivamente, departieron con el cuerpo docente de este centro sobre los modelos de la discapacidad, los servicios del CENAREC y principalmente, sus conocimientos sobre la atención educativa de estudiantes con TEA.

Adicionalmente, se entregaron materiales como la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Ley 8661, el Uso sugerido del lenguaje en discapacidad y el Manual de Autoayuda para las familias de la niñez costarricense con Trastorno del Espectro del Autismo.