ONGs apoyan educación inclusiva

  • Potenciar habilidades de las personas con discapacidad desde los procesos educativos para crear fuentes de trabajo
  • Eliminación de barreras del sistema educativo
Entrada del CENAREC

Fachada del CENAREC

Periodista: Cristian Silva

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) concernientes a personas con discapacidad, fueron invitadas a un conversatorio para analizar el papel de estas organizaciones en el contexto de la educación inclusiva y los cambios que se requieren en política pública a la luz de los resultados del I Congreso de Educación Inclusiva.

El evento fue realizado el pasado 16 de diciembre como parte de las actividades de clausura del Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC) y fue presidida por Ana Patricia Vázquez Chaves, Asesora Nacional de Educación Especial en el Departamento de Información y Orientación del Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva.

Vázquez enfatizó en abrir espacios de discusión en temas relacionados con educación inclusiva para incluir a toda la población sin segmentarlos por grupos. Ante esto mencionó que el Ministerio de Educación Pública (MEP)  debe modificar el currículum para derribar las barreras del sistema.

“Todos merecemos un trato equitativo sin importar nuestras condiciones, el sistema educativo costarricense necesita cambiar”, destacó la Asesora Nacional de Educación Especial.

Entre los puntos  discutidos destacan potenciar las habilidades de la población con discapacidad desde los procesos educativos en los hogares y las  instituciones, para crear fuentes de trabajo acordes con sus características, debido a que el mundo laboral los está excluyendo.

“Estamos cansados de ser un número para el país queremos que nos tomen en cuenta como a cualquier persona” señaló Shilrley Angulo Gestora de Proyectos en el Departamento de Proyectos en la Sociedad Bíblica de Costa Rica.

El próximo año se hará otro conversatorio para escuchar más opiniones de las ONGs. Con el objetivo, de crear un curriculum inclusivo.

Donación de material bíblico 

La Sociedad Bíblica de Costa Rica donó fragmentos de la biblia al CENAREC para que más personas puedan adquirir este tipo de textos en sistema BRAILLE y audible.

“El propósito de donar este material es para que las personas con discapacidad puedan ingresar y darse cuenta que desde ahí pueden rescatar los valores y principios que nos ofrecen una mejor calidad de vida desde el crecimiento espiritual y emocional sin importar el credo”, destacó Angulo.

 

 

 

 

Anuncios

Diccionario de señas al alcance del público

  • Manual contiene 1.104 señas en formas neutras
  • El diccionario está descrito gramaticalmente: en cuatro niveles sintáctico, discursivo, fonológico y morfológico
Foto LESCO

Fotografía extraída del inicio de la página virtual del Diccionario de Lenguas de Señas (LESCO)

Periodista: Cristian Silva

Con la finalidad de crear un manual integrador del Lengua de Señas Costarricense (LESCO), el Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC),  presentó de forma virtual el diccionario de la comunidad sorda del país, al alcance del público.

El diccionario está en la web hace aproximadamente dos años, para ingresar utiliza la siguiente dirección: http://www.cenarec-lesco.org/

El manual virtual se compone por 1.104 señas en formas neutras (formato básico del gesto). Para emplearlo con mayor velocidad se recomienda utilizar el navegador Chrome.

Desde su implementación es utilizado por familiares de personas sordas, facilitadores, intérpretes, estudiantes y cualquiera que esté interesado en conocer la LESCO.

“Hay 3 rutas para buscar una seña, por glosa (producción de la persona sorda), forma de la mano y temática como colores o alimentos”, destacó Tatiana Navarro investigadora del Departamento de Investigación del CENAREC.

Cada palabra contiene un video en forma neutra, debajo aparece la descripción gramatical y como se utiliza. Además, dispone de una o dos grabaciones de facilitadores utilizando la seña en contexto.

“La página ha tenido una buena aceptación. A nivel centroamericano no existe, en Latinoamérica existen dos. Costa Rica obtuvo un reconocimiento por haber descrito  la gramática de la población con discapacidad auditiva en cuatro niveles”, señaló la investigadora.

Este proyecto surgió gracias al CENAREC y la Fundación Mundo de Oportunidades describe las señas en cuatro niveles: sintáctico, discursivo, fonológico y morfológico, que corresponden a la gramática española.

En la actualidad, el diccionario implementa un mejor sistema operativo para facilitar la visualización de los videos. La proyección es que más adelante la comunidad sorda costarricense sea el que actualice la página.

Comunidad sorda incluida

Todos los proyectos realizados desde el CENAREC dirigidos a las poblaciones con discapacidad buscan incluirlas a la sociedad. Toman en cuenta sus opiniones, dudas y sugerencias.

“Los oyentes tienen que aprender que cualquier proyecto que se haga para aportar a la comunidad sorda tiene que ir avalada por ellos”, mencionó Ana Patricia Vázquez , Asesora Nacional de Educación Especial en el Departamento de Información y Orientación del CENAREC . Debido a que esta comunidad es la que conoce la lengua.

 

 

 

 

Política Nacional de Personas con Discapacidad asesorada por ONGs

  • Once mesas de trabajo con temas relacionados a la accesibilidad, educación inclusiva, salud, justicia, fortalecimiento institucional entre otros.
  • Teniendo un plan específico, articulado y controlado esperan que mejore el nivel de cumplimiento de la Ponadis.
AqA2yN0DlpewuAI8obiI7hUx1ZLDxUvJkUVljQNe1eI9

Fotografía de las mesas de trabajo de personas con discapacidad y especialistas del tema

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), que abordan el tema de las discapacidad fueron consultadas para el Plan de Acción (PAP) 2015-2030 de la Política Nacional de Personas con Discapacidad (PONADIS), los días 14 y 15 de diciembre.

El PAP es el instrumento por el cual el Consejo Nacional de la Personas con Discapacidad (CONAPDIS) pretende articular y guiar a los actores privados y públicos para aumentar los derechos de esta población.

Se realizaron once mesas de trabajo con temas relacionados a la accesibilidad, educación inclusiva, salud, justicia, fortalecimiento institucional entre otros.

“Este es el primer plan de la PONADIS, a pesar de que fue promulgada en 2012. Esto no quiere decir que las instituciones han dejado de lado el tema de la discapacidad. Al contrario, la mayoría  han incluído dentro de sus planes internos los compromisos correspondientes a la misma”, señaló Elsy Bell Pantoja encargada de la Unidad de Acciones Rectoras de la CONAPDIS.

Para Bell, teniendo un plan específico, articulado y controlado esperan que mejore el nivel de cumplimiento de la Ponadis. Debido a que se toman en cuenta las recomendaciones de las personas con discapacidad.

Los talleres de consulta, contribuyen a la democratización de las tomas de decisiones para contribuir en el proceso de desarrollo del país.

“Me parece de suma importancia que personas con discapacidad participen de este tipo de actividades. Porque son solamente ellas las que se enfrentan a la realidad del día a día”, destacó Ruth Corrales representante de las personas con discapacidad del Comite Directivo de Desarrollo Rural del Territorio Guatuso, Upala, Los Chiles (conocido como Norte-Norte).

Corrales señaló que se debe actuar en áreas como transporte, salud, infraestructura. Añadió que si las personas están educadas sabrán defender sus derechos.

“Creo que la educación es la base de todo. Si no tenemos educación no sabemos cómo defender nuestros derechos y nos limitamos”, enfatizó la representante del territorio Norte-Norte.

A partir de enero, comenzará la consulta sectorial en los diferentes temas tratados. Posteriormente, se llevará a instancias gubernamentales para que haya un punto de negociación institucional.

 

 

 

 

Proyecto busca mejoramiento comunicativo de personas sordas

  • La implementación del programa permitirá que el estudiantado tenga una compresión de la lengua más amplia y  mayor vocabulario.
  • La metodología propuesta es contraste lingüístico
Imagen2

Al lado izquierdo, un documento didáctico utilizado para el plan piloto del programa. Del  lado derecho Pamela Fallas, estudiante participante del proyecto que utiliza la seña “quién o quiénes” en LESCO.

Periodista: Cristian Silva

El Departamento de Investigación del Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC), trabaja en un proyecto para replantear el programa actual de la enseñanza de Español como Segunda Lengua, impartido en centros educativos a la población sorda costarricense.

El documento se llama Propuesta de un Programa de Enseñanza del Español como Segunda Lengua para Estudiantes Sordos de I y II ciclo de la Educación General Básica. 

Ana Lucia Carranza asesora científica a cargo del proyecto, destacó que para la población sorda, la primera lengua es la Lengua  de Señas Costarricense (LESCO) y la segunda lengua es el español. Sin embargo, la lengua de señas no siempre se puede decir que es la materna, porque no se adquiere de forma natural en el hogar sino que la aprenden en los centros educativos con compañeros sordos y profesores.

La metodología propuesta es de contraste lingüístico, en la cual se extrae de LESCO,  la glosa (producción de la persona sorda). Con el objetivo de que el facilitador contraste el español con dicha glosa. El estudiante es el que descubre las reglas gramaticales en el uso de la palabra según el contexto.

“Si este proyecto llega a ser implementado tal y como lo proponemos, la esperanza es que los niños sordos salgan con un nivel de manejo de la lengua intermedio-bajo que sería como un niño de cuarto año oyente”, señaló Carranza.

La implementación del programa permitirá que el estudiantado tenga una compresión de la lengua más amplia y un mayor vocabulario. Esto permitirá una mejor inclusión social.

“El bagaje léxico le va a permitir tener acceso a textos de la vida real. Por ejemplo, comprender algún cartel, leer el periódico, entender el estado del tiempo, interpretar un horario de cartelera de cine…”, explicó Carranza sobre la razón del enfoque comunicativo.

Tatiana Navarro, coordinadora del Departamento de Investigación del CENAREC,  menciona que en el plan piloto de la escuela de San Carlos un estudiante de 10 años aprendió a leer y escribir en tan solo un año utilizando una tableta.

En la situación de otro niño de preescolar, “al llevar el programa empezó a desarrollar sus habilidades en la comprensión del español. Un doctor lo había propuesto como un candidato a un implante coclear. Debido a los avances decidió esperar para no bloquearle el desarrollo de habilidades en español como segunda lengua”, señala Navarro.

El proyecto comenzó en el CENAREC en marzo del 2014, se implementó como un plan piloto en el Departamento de Audición y Lenguaje del Centro Nacional de Educación Especial Fernando Centeno Guell y otras instancias educativas alrededor del país que atienden a la población sorda. Actualmente, está en un proceso de aprobación.

Programa vigente descontextualizado

En la actualidad, el programa implementado para segunda lengua es del siglo pasado y no responde a la situación de la población sorda costarricense.

“El programa actual data del año 1984. Se llama Español para el Niño Sordo, fue traído de Argentina y adaptado a Costa Rica. Es extremadamente gramatical”, señaló Carranza.

Enfatizó que el plan viejo no respondía a las características y está descontextualizado a las necesidades del estudiantado costarricense. Al ser tan gramatical, no responde a los criterios actuales de enseñanza de segundas lenguas con un enfoque comunicativo.

“Ningún país cuenta con un programa formalizado en español como segunda lengua solo existen pautas que guían. Por eso se tomó la experiencia de Cuba, España, Chile, Argentina”, mencionó Navarro. Además, destacó la inclusión de la cultura sorda para su elaboración.

 

 

CENAREC busca sociedad inclusiva mediante capacitaciones

  • El CENAREC impartió 178 cursos durante el 2015
  • Empoderamiento y desenvolvimiento educativo
DSC07912

Comunidad docente en curso impartido en el CENAREC

Periodista: Cristian Silva

En la comunidad rural de San Gerardo de Oreamuno, viven Heytan Sánchez, un niño de 8 años, quien presenta Transtorno del Espectro  del Autismo (TEA) y su madre Rosibel Sánchez Brenes.

Durante los dos primeros años en primaria, Heytan ha sido expuesto a la incomprensión por parte de sus compañeros de la escuela y  su maestra. Entre las características de su condición se pueden mencionar: el déficit atencional, las dificultades para establecer interacciones sociales y además, la hipersensibilidad auditiva a  los truenos o la lluvia.

Cierto día, la maestra cansada del llanto de Heytan, lo sacó de la clase para que observara que la lluvia no hacia daño y le dijo que la lluvia es la fuente de vida de animales y plantas. Luego de ese día, el estudiante no quiso regresar más a la escuela, por el miedo que le generaba  que le volviera a pasar lo mismo.

Su mamá Rosibel Sánchez lo convenció para que fueran juntos a la institución. Al llegar, hablaron con la profesora del incidente ocurrido. Ella le contó lo sucedido con Heytan y de su resistencia a volver a clases.  Ante esa situación, la madre desconcertada salió en busca de apoyos, para validar los derechos de su hijo.

Así fue como conoció el Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC), en esta institución muchas personas buscan el apoyo en temas relacionados con educación y promoción de los derechos de las con personas con discapacidad.

Para el año 2015 el CENAREC impartió 178 cursos, con la finalidad de capacitar a personas en diferentes áreas relativas a la educación. Rosibel Sánchez fue una de los 3613 beneficiados, quienes hoy buscan una sociedad más inclusiva.

“Las capacitaciones tienen dos líneas, una empoderar a la población y la otra es ayudarlas con el desenvolvimiento y la educación. Con la finalidad, de garantizar los derechos de la población con discapacidad”, mencionó Karla Castillo del  coordinadora del Departamento de Capacitación del CENAREC.

Para la madre de Heytan, los dos cursos que llevó la ayudaron a romper muchas de las incomprensiones  vividas en la escuela de su hijo. Ahora conoce de los derechos de sus hijos como la ley 7600 y la 8671.  Sin embargo, la lucha es constante por la reivindicación de los derechos de la población estudiantil con discapacidad en el sistema educativo costarricense.

“Los cursos me ayudaron no solo a conocer sobre los derechos de mi hijo si no a comprender que tiene características que lo hacen diferente como cualquier otra”, mencionó Rosibel Sánchez. Además, hizo énfasis en que la sociedad debe incluir y entender a las personas con discapacidad.

 

CENAREC con nueva imagen

  • Denota la fuerza, la versatilidad y la habilidad de cada persona con discapacidad.
  • Identidad completamente cálida, moderna, astuta, dinámica…
Nuevo Logo Cenarec

Nuevo imagotipo del CENAREC

Periodista: Cristian Silva

A partir del próximo año el Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC) cambiará su imagotipo (conocido como logo) con colores novedosos y actuales, para que el público tenga una mayor identificación con la institución.

Según la Guía de identidad visual, realizada para el nuevo imagotipo, este ícono denota la fuerza, la versatilidad y la habilidad que cada persona con discapacidad tiene al obtener las herramientas educativas pertinentes.

La imagen cuenta con colores en celeste, verde, morado y naranja. Cada persona puede obtener una percepción diferente al observarla, pero la idea radica en la unión y el trabajo conjunto a favor de la educación incusiva.

“La esencia del CENAREC no estaba reflejada en la identidad gráfica que estaban utilizando, a partir de ahí, nosotros conceptualizamos una nueva de identidad completamente cálida, moderna, astuta, dinámica…”, destaca Mariam  Bákit representante de la empresa IDEAS MCW, encargada de realizar este cambio.

Para Bákit  la institución necesitaba una nueva imagen, que estuviera más acorde con la temática sobre personas con discapacidad.

Ana Patricia Vázquez , Asesora Nacional de Educación Especial en el Departamento de Información y Orientación del CENAREC, mencionó que este proceso es desarrollado desde hace meses. Asimismo, se consultó a la empresa IDEAS quien atendió las sugerencias, dudas y comentarios de  usuarios y personal institucional, para que fuera un logro en conjunto.

El imagotipo comenzará a utilizarse el próximo año. Actualmente, el centro está en un proceso de reestructuración con sus publicaciones.

DSC00215

Mariam Bákit, representante de IDEAS MCW muestra el imagotipo al equipo técnico y administrativo del CENAREC

 

 

Tiflotecnologías al alcance de docentes

  • Desarrolla la autonomía del estudiantado
  • Docentes facilitan el aprendizaje
Taller de tiflotecnologías

Facilitador del taller de tiflotecnologías enseñando a participantes el uso de software en computadoras portátiles

Periodista: Cristian Silva

Más de 15 educadores mejoraron sus conocimientos sobre tecnologías accesibles para personas con discapacidad visual, en el taller de tiflotecnologías impartido en el Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC), los días 1 y 2 de diciembre.

Las tiflotecnologías son el conjunto de conocimientos, técnicas y recursos que facilitan la vida de las personas con baja visión o ceguera. Para fortalecer la autonomía personal de esta población, y su participación en la sociedad.

“La idea de este taller fue ofrecer a los profesores de estudiantes con discapacidad visual, algunas herramientas básicas en tiflotecnologías para apoyarles en las aulas”, señaló Marco Chavarria el encargado del Centro de Producción de Materiales Educativos en Sistema Braille, Ampliación, Relieve y Sonoro (CEBRA) del CENAREC para personas con discapacidad visual.

Entre los contenidos abordados destacan: la configuración básica del lector de pantalla IOS, elaboración de documentación accesible y procesamiento de textos en audio, por medio de escritos digitales.

“A partir de libros o artículos los docentes pueden elaborar sus materiales didácticos para facilitar el proceso de estudio, aprendizaje y acceso a la información de la comunidad estudiantil”, destacó Chavarria.

Para la profesora de educación especial, Yessenia Milanés la experiencia de llevar este taller expande sus conocimientos en tecnología porque le enseñaron insumos de apoyo para el proceso educativo del estudiantado.

“Existen muchos programas que facilitan la vida de las personas con discapacidad visual. A partir de lo que aprendí compartiré mis conocimientos con estudiantes para que puedan realizar trabajos sin depender de alguien”, comentó Milanés.

Para la profesora, los software utilizados en el taller no son difíciles de manejar y  fomentan la independencia de la comunidad estudiantil.

El curso fue impartido gracias al apoyo de la Fundación Once para América Latina (FOAL), a través del CEBRA en las instalaciones del CENAREC. Se realizarán aproximadamente tres cursos similares dirigidos a la comunidad docente el próximo año.

 

 

Educación inclusiva propone eliminar barreras para el aprendizaje y la educación

  • El currículum educativo debe adaptarse no el estudiante
  • Las TICs ayudan a generar mejores entornos para el sistema
DSC00139

Ana Patricia Vázquez en la conferencia magistral del CIEMAC

Periodista: Cristian Silva

Con la finalidad de generar espacios de conciencia relacionados con la educación inclusiva, Ana Patricia Vázquez Chaves, Asesora Nacional de Educación Especial en el Departamento de Información y Orientación del Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva (CENAREC) y tutora de la Cátedra de Educación Especial de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), propone derribar las barreras del entorno que por años han obstaculizado el proceso de aprendizaje  de las personas con discapacidad en los centros educativos costarricenses.

Las propuestas de Vázquez para el mejoramiento de la educación inclusiva fueron escuchadas el pasado 4 de diciembre por docentes en la onferencia magistral del IX Congreso Internacional sobre Enseñanza de la Matemática Asistida por Computadora (CIEMAC) realizado en el Tecnológico Nacional de Costa Rica (TEC).

Según la Comisión de Apoyo a la Educación Inclusiva del Ministerio de Educación Pública (MEP) la educación inclusiva es de calidad, pertinente, oportuna, justa, participativa y equitativa. Elimina las barreras e integra a la sociedad para la interacción entre las personas.

“La propuesta implica que el MEP modifique el currículum para que esté acorde con la educación inclusiva”, señaló Vázquez, con el objetivo de que los educadores implementen nuevas metodologías de trabajo y que el Estado genere políticas educativas pertinentes.

Para la asesora nacional, el currículum es el que debe adaptarse no el estudiante, por eso propone su consolidación a partir del Diseño Universal de Aprendizaje (DUA).

“Los tres principios del DUA son proporcionar múltiples medios de representación. Asimismo, medios de acción, expresión y compromiso”,  menciono Vázquez.

Lo anterior, debido a que el profesor debe garantizar los derechos humanos del estudiantado para que todos y todas se beneficien en las aulas y que no haya ninguna clase de segregación ni exclusión.

Las barreras son generadas por el entorno, por lo cuál el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) facilitan el proceso educativo de la comunidad estudiantil y permiten el acceso a la información equiparando las oportunidades para el aprendizaje.

“Se pueden utilizar las tiflotecnologías (tecnologías para personas con discapacidad visual) o el uso de las tabletas en las escuelas y colegios para que los estudiantes estén motivados”, expuso Vázquez. Además, hizo énfasis en que el problema principal está en el entorno y en la sociedad en vez de la persona.

El sistema educativo es para todas y todos

Para Rosa María Portuguez, docente de primaria el sistema educativo costarricense debe reestructurar el currículum para que el estudiantado goce de una mejor calidad educativa.

“A nivel de docentes nos hemos metido en un esquema, ahora se nos permite pensar  en lo que es la mayoría y no la minoría. Tenemos que  incluirlos a todos, no acomodar el sistema para una minoría. Al contrario, el sistema es para todos”, señala Portuguez.

 

 

Informática inclusiva plantea un mundo de oportunidades

  • Pretende brindar una mejor calidad de vida
  • Formación integral
Informática Inclusiva

Clases de Informática inclusiva en las instalaciones del CENAREC

Periodista: Cristian Silva

El taller de informática inclusiva brinda conocimientos a personas con discapacidad en el campo de la computación. Este proyecto es impartido en las instalaciones del Centro de Estudios Nacional para la Educación Inclusiva (CENAREC) y es posible gracias a la Fundación Mundo de Oportunidades.

La idea del proyecto es abrir un espacio más inclusivo a población con discapacidad, proveniente de Centros de Atención Integral para Personas Adultas con Discapacidad (CAIPAD) y centros educativos. El rango de edades es de entre 18 y 50 años.

“Lo que pretendemos es brindar una mejor calidad de vida para que los estudiantes salgan con una preparación integral a nivel laboral, académico, social y familiar”, expone Marilyn Goméz, educadora del proyecto.

El taller tiene una duración aproximada de ocho meses, sin embargo, depende del avance grupal que se extienda por un periodo más amplio.

“Nosotras hicimos manuales adaptados al equipo docente, cada grupo según las habilidades que tengan van trabajando los módulos, se dura de acuerdo al avance del grupo”, señala Monserat Araya, profesora del taller.

Los educadores abordan diferentes programas para que el estudiantado adquiera múltiples conocimientos, no solo en el lado computacional, si no en su capacidad de actuar  a nivel social.

Araya menciona que el curso comienza por introducción básica sobre el manejo de los ordenadores, continúan con el paquete de Office (Word, Excel, Power Point…)  e Internet. En caso que alguna persona necesite apoyo comunicacional o material de apoyo, también se le facilita.

El CENAREC brinda información sobre este y otros cursos por el siguiente número telefónico: 2528-1919.

 

 

 

Cuento de Pocas Palabras al servicio de la imaginación

Periodista: Cristian Silva / cristian.silva@cenarec.com

  • El cuento incentiva la imaginación de los lectores
  • Cavallini destaca que todos y todas merecemos respecto

El Centro Nacional de Recursos para la Educación  (CENAREC presentó el libro Cuento de Pocas Palabras  de la escritora Leda Cavallini, en el marco de la celebración del día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Este libro está compuesto por varios cuentos en honor a Tito Monterroso. Debido a su microestructura narrativa y brevedad es clasificado como un Cuento de Poca Palabras.

DSC00083

Leda Cavallini, escritora del Cuento de Pocas Palabras muestra al público su libro

Entre agradecimientos y aplausos Cavallini destacó que debemos seguir construyendo un mundo más justo y solidario. Asimismo señaló que “todas las personas merecen respeto desde que nacen hasta que mueren”.

Que sea de pocas palabras no implica falta de imaginación, al contrario, es para que florezcan las capacidades del lector.

“Se veían tan apetitosos que los gusanos los querían comer”, menciona uno de los cuentos haciendo referencia a que los niños y las niñas son intocables.

Entre los participantes de la actividad estuvieron estudiantes del Centro Escuela Educación Especial Fernando Centeno Güell, miembros de CENAREC, UCR, amigos de la escritora y público en general.

Taller

Posterior a la presentación se desarrollo una actividad con niños para promover el rescate de los recursos naturales.